Proyecto MicotoXilico

El objetivo del proyecto MicotoXilico es la predicción de propiedades tóxicas de las micotoxinas. Las micotoxinas, productos químicos tóxicos producidos por el metabolismo secundario de algunos hongos, fueron las sustancias tóxicas que mayor número de notificaciones generan a nivel de seguridad alimentaria. Aparecen a lo largo de toda la cadena alimentaria, desde los cultivos en el campo hasta los alimentos procesados y los piensos. Actualmente, se conocen alrededor de 400 micotoxinas de muy diferentes estructuras químicas y, por tanto, diferentes modos de acción. Dependiendo de la micotoxina, éstas pueden producir efectos cancerígenos, mutagénicos, teratogénicos, trastornos estrogénicos, gastrointestinales, vasculares, pueden dañar el sistema nervioso central, el hígado y los riñones y algunas son también inmunosupresoras. No obstante, existen muchas micotoxinas sobre las que no hay estudios y que no son controladas por las empresas agroalimentarias ni por las autoridades sanitarias, y no existen límites máximos por falta de datos.

Es poco probable que los enfoques tradicionales sean suficientes para abordar los ensayos requeridos, debido el aumento de los requisitos y restricciones de algunos ensayos a nivel legislativo. Por ello, la aplicación de enfoques alternativos, tales como los modelos QSAR, para el estudio de las micotoxinas, son una solución adecuada porque ahorran tiempo, dinero y minimizan los ensayos con animales.

En este contexto, el objetivo principal del proyecto es el desarrollo y la validación de modelos para relacionar los efectos tóxicos con las diferentes estructuras de las micotoxinas. Esto permitirá, además, conocer los efectos tóxicos de aquellas micotoxinas enmascaradas y/o metabolitos derivados de las micotoxinas originales, que pueden ser utilizados posteriormente en la industria y en el ámbito regulatorio, proporcionando datos más precisos y permitiendo así establecer medidas fiables de seguridad para los consumidores, al tiempo que permite reducir el empleo de ensayos in vivo. En concreto, se ddesarrollarán modelos matemáticos de predicción de la toxicidad mediante tecnologías QSAR y read-across, se analizarán los mecanismos de acción de las micotoxinas a través del estudio de los distintos eventos de iniciación molecular mediante técnicas de docking y se realizarán estudios de validación in vitro de los resultados obtenidos con objeto de mejorar el alcance del modelo.

Los resultados obtenidos en el presente proyecto permitirán discernir aquellas micotoxinas cuya toxicidad exija que sean analizadas en la industria y permitirá a las autoridades determinar la necesidad de fijar unos límites máximos o unas ingestas diarias tolerables para algunas de las micotoxinas no legisladas a día de hoy.

Periodo

2022 – 2025